Las averías más comunes son las siguientes:
Reperación de datos de discos con avería física
Cabezas:
Avería en la pieza encargada de la lectura y escritura de los datos. En el fallo de cabezas también podrían estar implicados el/los brazos y bobina.
Motor:
Es un motor que mueve la estructura que contiene las cabezas de lectura entre el centro y el borde externo de los discos. El motor se compone de bobinas, rodamientos y ejes. El desgaste de una de estas partes del motor produciría una avería en esta pieza del disco duro.
Electrónica:
Problemas en los circuitos electrónicos, placas y controladoras del soporte que están soportando el suministro eléctrico que alimenta al dispositivo.
Descompensación Térmica
Afecta a cualquier componente del dispositivo, modificando su estado físico debido a una fluctuación muy importante de la temperatura interna del disco duro o dispositivo.
Headcrash:
Las cabezas no tocan el disco cuando este esta girando a toda velocidad; por el contrario, flotan sobre una capa de aire extremadamente delgada(10 millonésima de pulgada). Esto reduce el desgaste en la superficie del disco durante la operación normal, cualquier polvo o impureza en el aire puede dañar suavemente las cabezas o el medio. Headcrash significa que las cabezas aterrizan sobre la superficie del disco duro arañando los platos magnéticos y haciendo prácticamente imposible la lectura de los datos.